MisArticulos.NET Rotating Header Image

enero, 2017:

Motores ocasión, los grandes protagonistas de los desguaces

A la hora de comprar una pieza para tu coche, no hay nada mejor que adquirirla en un desguace fiable; sobre todo, si se trata de los motores ocasion, porque podrás ahorrar muchísimo dinero y tiempo. Esta es una oportunidad que miles de personas han sabido aprovechar en medio de esta crisis económica que atraviesa el país.

El mercado de recambios de segunda mano ha evolucionado considerablemente, para favorecer a los empresarios y consumidores. Y es que este crecimiento se evidencia con el poder que han ganado, poco a poco, a través de plataformas digitales, donde el hecho de invertir en un producto para tu vehículo se convirtió en un arte.

Las tiendas online que se dedican a este sector trabajan incansablemente las 24 horas del día y los 365 días del año, con el objetivo de ayudarte a encontrar ese repuesto que tanto buscas. Por lo general, estos desguaces procuran facilitar el proceso de búsqueda, mediante un formulario sencillo con preguntas puntuales sobre el motor que necesitas.

Luego de que colocas los datos que te piden, el personal encargado se dedicará a averiguar dónde lograrás conseguirlo, el precio, las características, la forma de pago y el envío. Ahora bien, algunos tienen un stock propio y otros mantienen comunicación con las demás empresas, con la idea de garantizar un servicio eficiente.

Evidentemente, esta alternativa no solo te permitirá reducir gastos relacionados con la adquisición del motor, sino también te ofrecerá la posibilidad de buscar ese repuesto desde la comodidad de tu casa, sin que gastes en traslados innecesarios, ni un segundo de tu tiempo que vale oro.

Los desguaces online son una opción efectiva para hallar con rapidez un motor de ocasión. No hay dudas de que la variedad de ofertas que tienen estas compañías es una ventaja que no se debe desperdiciar. Encuentre a un vendedor responsable y soluciones este problema fácilmente.

Riesgos laborales restaurante: ¿Qué debe tener el botiquín de primeros auxilios?

Parte de las medidas de prevención a tener en cuenta en virtud de los riesgos laborales restaurante, es disponer de un botiquín de primeros auxilios mediante el cual podamos atender total  o parcialmente y de forma inmediata, algún accidente de naturaleza laboral.

No obstante, pocas veces podemos evidenciar la eficacia de esta recomendación, puesto que contrario a ello, algunos botiquines no poseen lo necesario para resolver la eventualidad o porque están vacíos. Esto ocurre por la negligencia de aquellos que no comprenden aún su importancia; sin embargo, no cabe duda que el segundo escenario es mucho peor que el primero.

El tema parece de nivel escolar, pues, desde pequeños se nos ha enseñado sobre la importancia del botiquín de primeros auxilios; pero aunque todos hemos recibido esta formación, muy pocos conocen los medicamentos y utensilios básicos que deben tener.

Lo anterior es tan serio, que el hecho de ignorar esta medida es en sí mismo uno de los riesgos laborales, ya que eventualmente ocurrirá un accidente, que será de grave o leve proporción según nuestra atención a las precauciones, pero a falta de este, el daño sufrido será mayor porque no tendremos medios para atender, al menos momentáneamente, la emergencia.

 

Lo que no puede faltar

Ahora bien, para saber cuáles son los elementos idóneos para responder a una emergencia, tenemos que estar claros sobre los accidentes que pueden presentarse en nuestro entorno.

En el caso de un restaurante, los accidentes más comunes son quemaduras, caídas, cortes con cuchillo y lesiones producto de cortocircuitos. En este sentido, es en función de estos riesgos que debemos surtir nuestro dispensario.

Por lo tanto, no pueden faltar los antisépticos, con su ayuda podremos evitar infecciones en la herida producto de las bacterias, hongos u otros factores externos. Tampoco olvidemos incluir gasas, vendas, algodón, adhesivos y otros materiales de curación.

Aunque no seamos médicos, es menester que incluyamos también algunos utensilios tales como guantes de latex, tapabocas, agujas, hilo y un termómetro; y con ello, ciertos medicamentos, especialmente analgésicos, digestivos, diarreicos y ungüentos.

Tal vez debas echarle un vistazo a tu dispensario y ver si cumple con este contenido básico, de no ser así, no te demores en surtirlo con lo necesario.