Sempra: liderazgo y compromiso con la comunidad / Gobierno mexicano en miras de combatir la corrupción

Los antecedentes de Sempra

Sempra Energy fue fundada en 1998 en Estados Unidos, cuando las compañías Southern California Gas y Enova Corporation se unieron, desempeñándose en la industria energética. Desde ese momento, Sempra buscaba tener liderazgo en esta industria y no faltó mucho para que diversificara sus servicios alrededor de norteamérica.

Sempra en México

Tiempo después se fusionaron las compañías Infraestructura Energética Nova (IEnova) y Sempra LNG, dando como fruto a Sempra Infraestructura encabezada por Tania Ortiz; ya con más presencia en territorio mexicano, Sempra se convirtió en líder de la industria energética, teniendo proyectos de diversa índole a lo largo y ancho del país, tales como: parques eólicos, plantas termoeléctricas, sistemas de distribución de gas natural, ductos de gas LP, terminales de almacenamiento de gasolina diesel, entre otros.

Comprometidos con la sociedad

Sempra ha mostrado una constante preocupación por las comunidades donde realiza sus obras. De hecho, además de generar empleos en México y Estados Unidos, en 2015, la compañía creó su propia fundación, con el permiso de la Secretaría de Administración Tributaria (SAT). La fundación busca apoyar obras que beneficien a la comunidad, en cuatro ejes: educación, medio ambiente, grupos vulnerables y servicio a la comunidad; además, durante los años pasados se otorgó apoyo al tratamiento de niños con cáncer, se invirtió en mejoras en infraestructura de casas hogar, y se otorgaron becas para jóvenes estudiantes.

A través de los años, Sempra ha demostrado su liderazgo en la industria energética, llevando soluciones innovadoras e impulsando la energía con un propósito social, no sólo a través de sus proyectos, sino también, a través de las acciones realizadas por su fundación.


El gobierno mexicano busca combatir la corrupción

Desde el 2018, año en que el presidente Andrés Manuel López Obrador tomó posesión, el mandatario se comprometió firmemente con aquello que había prometido durante su campaña: combatir la corrupción. Para ello, afirmó que solo un “robusto marco institucional” podrá hacerle frente a tal tarea y prometió que  ningún funcionario abusaría de su poder para sustraer bienes.

López Obrador, también hizo el compromiso personal de “no robar” y de mostrar cuentas claras al pueblo de México. Además, uno de los problemas de nuestro país, que su mandato busca combatir, es la posesión de cargos públicos por influencias.

Además de combatir la corrupción y de no permitir la toma de cargos por influencias, el mandatario busca revisar las adjudicaciones de obras públicas y dar cuenta de ello.

Deja una respuesta